Novedades

03 May, 2021 | Novedades

5 ideas para decorar un espacio pequeño

Parecerá extraño, pero existen muchas maneras de otorgar a un ambiente pequeño y aparentemente estrecho, la connotación de una habitación espaciosa y acogedora. Tanto es así que podemos hasta olvidarnos del pequeño tamaño de la superficie disponible.

Aunque se trate de un lugar temporal o de nuestra propia casa, podemos utilizar pequeños trucos para valorizar mejor cada centímetro del espacio que disponemos, jugando con elementos capaces de crear verdaderas ilusiones ópticas.

Pues bien, ha llegado el momento de tomar nota y de descubrir juntos 5 secretos que nos permitirán mejorar el aspecto volumétrico de nuestro espacio y vivirlo de manera más consciente y satisfactoria también desde el punto de vista ergonómico.

1 – Menos es mejor

Elegir lo indispensable puede ser la mejor estrategia. ¿Tienes un estilo original? No tengas miedo, ser “minimalista” no significa renunciar a la propia personalidad. Lo importante es elegir pocas cosas, quizás las más funcionales, que nos permitan decorar el espacio utilizándolo mejor. Una buena idea es la de disponer en una pequeña habitación, los objetos sobre las paredes, de manera que dejemos el centro vacío y así dar la impresión de tener más espacio. Ver para creer!

2 – Usa el color de manera inteligente

Si quieres permanecer en la “zona de confort” el consejo es el de optar por tonalidades claras como: blanco, blanco roto, beige. Los tonos claros ayudan a “dar amplitud” a la habitación. Podemos utilizar una paleta de colores claros que estén en armonía, evitando crear un efecto impersonal.

Pero, por ejemplo, en un pequeño espacio como un aseo, ¿por qué no atreverse con tintes fuertes y pop? Hoy en día hay muchísimas alternativas que nos permiten divertirnos un poco con los espacios pequeños. Por ejemplo, podemos pintar todas las paredes, el techo y también la puerta en un solo tono, creando un espacio completamente envolvente, donde puedes jugar con pequeños toques de color en contraste.

3 – Aprovecha las ilusiones ópticas

Quizás no todos podrán permitirse pintar la pared con una perspectiva aérea leonardiana para dar profundidad a la habitación, pero afortunadamente estamos en 2021 y los papeles pintados pueden ayudarnos.

Son muchísimos los diseños que podemos utilizar para engañar al ojo y crear de forma simple el efecto de profundidad en la habitación. Hay muchos papeles que reproducen una ventana desde donde vislumbrar un paisaje o una ciudad. Definitivamente una idea simple pero con personalidad.

4 – Espejos

Los espejos, desde siempre juegan un papel importante a la hora de ampliar ambientes y dar profundidad a un espacio. Basta pensar en la Galería de los Espejos de Versalles, donde las paredes están totalmente recubiertas de espejos, ampliando aún más la grandeza de la sala.

Entonces, ¿por qué no aprovechar estos objetos en los ambientes interiores de nuestra casa? Podemos encontrar varias formas: desde las geométricas hasta las orgánicas, o de diferentes colores para disponerlos juntos en un hábil juego de mix & match. Podemos utilizar los espejos con astucia para crear juegos de luces, posicionándolos sobre la pared opuesta a la de una ventana o cerca de una lámpara. La interacción de los espejos con la luz puede ser una combinación realmente fascinante, con un mínimo esfuerzo.

5 – Estudia la iluminación

Tener habitaciones con ventanales ayuda seguramente a otorgar más amplitud a las mismas. Se debe  aprovechar al máximo la luz natural y probablemente elegir, para las cortinas, telas livianas, finas, que filtren muy bien la luz hacia el interior, por lo tanto, evitar las telas pesadas y opacas. Cuando la luz natural no puede servirnos de ayuda, deberemos utilizar el recurso de la luz artificial, pero eligiéndola de manera apropiada con el objeto justo: lámparas de techo modernas o lámparas de formas particulares, siempre teniendo en cuenta la altura del techo, importantísimo!

Otro truco es la elección del color de la luz: luces cálidas, amarillentas, pueden dar la sensación de que el ambiente sea más pequeño. Diseñar atendiendo a la luz de forma apropiada, utilizando luces cálidas y frías en un inteligente contraste y cuidando la posición justa, contribuirán a crear una mayor profundidad.

Éstas son algunas ideas de cómo aprovechar mejor y con habilidad el espacio que nos rodea, aún cuando los metros cuadrados a disposición no son tantos. Ahora sólo queda ponerlas en práctica y encontrar la combinación adecuada para que el espacio donde vivimos sea único y confortable.